Archivo del mes 03.2010

0

Si algo caracteriza al lenguaje, esa es la metáfora. La nuestra es que el puente es una construcción que permite superar obstáculos impuestos, superponiéndose con su estructura y uniendo dos extremos. Por medio del puente podemos ligar culturas, visiones, diferencias. Todo en base a la comunicación. De este modo, los comunicadores podemos construir esos puentes sin necesidad de ser arquitectos.

El martes 30 de marzo se construye un nuevo puente.
Te invitamos a que seas parte.

25.03.2010

Metáfora literaria

1

Ese día estaba muy apurada: había acordado encontrarme con una amiga muy especial justo al medo día. No podía postergar el encuentro de ningún modo porque ya lo había hecho en otras oportunidades.

Cuando salí de la facultad fui hasta la parada del colectivo que ya estaba cansada y necesitaba sentarse un rato. Ahí estuve esperando media hora hasta que llegó el bondi repleto de gente. No tuve otra opción que viajar de pie. La situación empeoró cuando el tránsito comenzó a congestionarse y no tardó nada en contagiarme la gripe.

Y el tiempo pasaba, yo estaba cada vez más nerviosa. Así, decidí bajarme e ir caminando, pero en una esquina el cordón de la vereda se desató y me tropecé. Por suerte caí sobre un montón de hojas de los árboles y no me lastimé, sin embargo, me detuve a leerlas una por una. De repente, la boca de mi estómago me dijo que tenía hambre pero me hice la sorda y continué viaje. Todavía me faltaban un par de cuadras y ya estaba llegando tarde, entonces llamé a mi amiga por un teléfono público que tenía todos los botones a punto de descocerse. De todos modos, funcionaba y pude dejarle un mensaje en el contestador pero que, en definitiva, no daba ninguna respuesta que me ayudara.

Al fin arribe a destino. Toqué timbre un, dos y tres veces pero nadie atendió. Decidí mirar por el ojo de la cerradura y, sin embargo, tampoco tuve éxito y lo único que obtuve fue una ojeadora.

Totalmente rendida llegué a mi casa con ganas de acostarme pero las patas de la cama salieron corriendo y no pude alcanzarla. Por eso, me acerque al sofá y me recosté lentamente hasta quedarme profundamente dormida hasta hoy.

23.03.2010

NUNCA MÁS

1

24 de marzo de 1976 – 24 de marzo de 2010

LA MEMORIA VIVA

Cuando está de veras viva, la memoria no contempla la historia, sino que invita a hacerla, más que en los museos, donde la pobre se aburre, la memoria está en el aire que respiramos. Ella, desde el aire, nos respira.
Es contradictoria, como nosotros. Nunca está quieta. Con nosotros, cambia. A medida que van pasando los años, y los años nos van cambiando, va cambiando también nuestro recuerdo de lo vivido, lo visto y lo escuchado. Y a menudo ocurre que ponemos en la memoria lo que en ella queremos encontrar, como suele hacer la policía con los allanamientos. La nostalgia, por ejemplo, que tan gustosa es, y que tan generosamente nos brinda el calorcito de su refugio, es también tramposa: ¿Cuantas veces preferimos el pasado que inventamos al presente que nos desafía y al futuro que nos da miedo?
La memoria viva no nació para ancla. Tiene, más bien, vocación de catapulta. Quiere ser puerto de partida, no de llegada. Ella no reniega de la nostalgia, pero prefiere la esperanza, su peligro, su intemperie. Creyeron los griegos que la memoria es hermana del tiempo y de la mar, y no se equivocaron.

Eduardo Galeano. Memorias y Desmemorias.

2

¿Alguna vez te preguntaste de dónde viene las cosas? ¿Y a dónde van?

Te dejamos un video donde creemos que está la respuesta o, al menos, una forma de desnaturalizar y desmitificar nuestras acciones.

16.03.2010

La foto del día

4

“Este lugar es tan hermoso que debería estar guardado en un baúl”. Según cuenta la leyenda, esa fue la frase que pronunció uno de los primeros colonizadores que llegó a este lugar… y de ahí su nombre actual, luego de algunas modificaciones: Guarda do Embaú.

Guarda do Embaú es un pequeño pueblo que se encuentra en el municipio de Palhoça, ubicado a 46 km de Florianópolis, en el estado de Santa Catarina, Brasil. Uno de sus mayores atractivos es la particularidad que tiene para acceder al mar. Para llegar hasta ahí, se debe cruzar el Río do Madre que separa la costa del mar y forma dos playas. Se puede cruzar nadando o con las coloridas balsas que ofrecen los lugareños y hacen que, al menos por un instante, uno se sienta en una góndola en Venecia… o en Japón como dijeron algunos…

Guarda también es conocida por ser una de las playas más propicias para el surf, conocida como “paraíso de los surfistas”, reúne cada día a muchos aficionados de este deporte de las olas.

En fin… es un pequeño paraíso lleno de una magia especial del que nunca se vuelve del todo!

Es más… en el pueblo hay un dicho popular que deja esto bien claro: “quem desta  agua bebe nunca  mais  esquece” …