Archivo del mes 05.2010

1

El bicentenario terminó y fue una fiesta única. Si bien todo es único, este evento no tiene semejanza con ningún otro: por la calidad de sus artistas, por la organización impecable, por la convocatoria, pero por sobretodo por la unión que generó, algo en lo que coincidieron desde los medios más exagerados hasta los más pesimistas. Y el que lo vivió, así lo sintió. Porque ahí estábamos todos: los oficialistas y los opositores, los decididos y los indecisos, los grandes y los chicos, todos con alegría y con ganas de ser parte y poder decir: YO ESTUVE.

Hubo momentos sublimes: cantar el himno a las 00 horas del 25 de mayo, frente al Cabildo, con una lluvia que parecía parte de la organización por lo oportuna, porque hacía más real aquel escenario de hace 200 años donde también llovía, ver a los presidentes de Latinoamerica juntos, caminar junto al desfile de los pueblos originarios, apreciar las carrozas que contaban nuestra historia  – que no es poca -, los cánticos y muchas otras cosas más.

Pero más allá de eso, la sensación que deja es aún más fuerte.
Sabemos que la “otra” historia nos cuenta que aquel 25 de mayo de 1810 había solo unas pocas 600 personas frente al Cabildo, y que en 1910, el primer Centenario,  estábamos dentro de los 10 países más ricos del mundo, aunque no nos cuenta a costa de qué, por ejemplo de vivir en estado de sitio, la desigualdad social, la falta de proyecto.
Hoy éramos más de 2 millones de personas, libres, saltando y cantando, festejando.

Esta era una fiesta de todos.

LOS NÚMEROS DEL BICENTENARIO

La fiesta dejó algunos números que pudieron verse en los medios, y algunos otros más curiosos:

6 millones de personas participaron de los festejos.

2 millones de banderas argentinas

1000 empanadas se vendieron en el stand de Salta

10.000 litros de locro en el mismo stand

2 toneladas de dulce de leche diarios se vendieron en el stand de Buenos Aires

15.000 personas participaron de los desfiles

2000 periodistas argentinos y extranjeros se acreditaron para la fiesta.

Link del mural del bicentenario: http://www.muralbicentenario.encuentro.gov.ar/flash/index.html

25.05.2010

East of Byzantium

3

Está llegando una megaproducción al cine que los va a sorprender, algo que en la historia de los armenios nunca se ha hecho. Imagínense volver atrás muchos siglos de historia… Retrotráiganse a un mundo medieval… ¿están listos? Entonces sitúense en el Imperio Romano… en los comienzos del cristianismo, cuando Armenia se extendía del Mar Caspio al Mar Mediterráneo…el rey Drtat… San Gregorio… Vartan Mamigonian… el Vartanans… la guerra contra el Imperio Persa….

Luego de más de 12 años de investigación sobre la temática, en cuestión de las graficas, del arte y de los vestuarios, Roger Kupelian presenta East of Byzantium, una historia de hombres y de mujeres; sobre las tradiciones y los triunfos. Es una película basada en hechos reales, con el dinamismo propio del teatro y la pasión de la historia armenia. Este ambicioso proyecto promete llegar lejos.

Esta saga se divide en dos partes: la primera trata sobre la vuelta de Drtat a Armenia, los encuentros y desencuentros con San Gregorio, el encierro de San Gregorio en el pozo. Narra las aventuras, los engaños, los conflictos y la unificación de Armenia como un reino cristiano. La segunda parte se focaliza en la vuelta de Vartan Mamigonian a su reino natal, Armenia. Narra con un gran sentido de realidad la batalla del Imperio Armenio contra el Imperio Persa para ganar su libertad de culto.

A continuación, compartimos de forma exclusiva el test clip de la película que se viene

http://eastofbyzantium.com/

http://eastofbyzantium.blogspot.com/

Y si todavía no viste el primer trailer, también te lo presentamos aquí!

http://vimeo.com/3996095

0

Las políticas públicas son expresiones de procesos políticos particulares. El concepto de “público” se refiere a cómo se constituye y cómo intervienen en su formulación las agendas públicas nacionales y locales. Ésta se define como una acción pública correspondiente al Estado, arraigada en la cultura.

Durante los años 80 se dio una redefinición de roles y conceptos. La política social se definió a partir de la convergencia del Estado y la sociedad civil, en la gestión de lo público. A su vez, lo público se refirió a la primacía del interés común sobre el individual. Se planteó la participación directa del ciudadano en las políticas públicas. Así, se hacen necesarias nuevas formas de entender y enfocar el diseño e implementación de las políticas públicas: ya no como una respuesta temporal a los compromisos gubernamentales, sino como garantía para la ciudadanía.

La política social pública de derecho deber ser comprendida como un conjunto de propósitos y estrategias públicas de acción gubernamental y social, orientada a la construcción del bien común. Debe ser el resultado de una construcción colectiva de gobierno, sociedad e instituciones.

El enfoque de la comunicación pública

La acción comunicativa debería ser entendida como un lugar de encuentro y construcción de sentidos compartidos, una noción para definir la relación entre comunicación y política. En este sentido, el concepto de COMUNICACIÓN PÚBLICA actualiza la lucha de los sujetos por intervenir en la vida colectiva y en los procesos políticos. Así, PARTICIPAR en la esfera pública, como el lugar de convergencia de las distintas voces de la sociedad, se vuelve un derecho y una necesidad imperiosa. A partir de esto es que se empieza a hablar de COMUNICACIÓN PÚBLICA como concepto y como herramienta para la construcción democrática de las sociedades y la posterior planificación estratégica.

Citando a Jesús Martín Barbero, “lo que emerge en la esfera pública es un nuevo modo de asociación no vertical. La esfera pública es redefinida por la presencia de las masas urbanas en la escena social, cuya visibilidad remite a la transformación de la política”.

Fuente: J. C. Jaramillo López. Aporte de la comunicación a la construcción de políticas públicas

0

Tras la digitalización, las industrias culturales están atravezando grandes cambios en sus lógicas en funcionamiento. En el caso de la industria editorial, el avance del e-book nos coloca en un nuevo escenario. Aqui les dejamos una nota del diario El País de España donde podrán adentrarse a este fantastico mundo de las nuevas tecnologías:

Teshttp://www.elpais.com/articulo/cultura/libro/digital/despega/elpeputec/20100506elpepucul_4/Tes

15.05.2010

Arte y reflexión

0

En el capítulo “El arte como ansia de lo ideal” y, a lo largo del texto Esculpir en el Tiempo,  Andrei Tarkovski refleja muy bien las ansias del hombre por apropiarse del mundo y cómo ese hombre ve al arte como una herramienta, como un medio para alcanzar ese mundo ideal y cómo éste vive en esa utopía.

En el recorrido del capítulo, el autor realiza una comparación, destacando similitudes y diferencias, entre arte y ciencia. Explica que el nacimiento de una imagen artística no puede ser explicado por medio de un proceso empírico, tal como lo hace el surgimiento de una teoría científica. Y, además, el arte puede hacer que lo imperceptible e inexplicable con palabras se pueda expresar con la imagen. Otra de las diferencias que marca, es que el artista está determinado por leyes propias, que quizás carecen de valor para otros, cosa muy distinta sucede en la ciencia, donde  hay patrones, valores y leyes a seguir. En síntesis, es sumamente interesante el paralelo que se establece entre estas dos esferas en cuanto a la dominación del mundo, de la incertidumbre y la llegada a la “verdad absoluta” a la que ambas tienden.

Otro punto para resaltar es cuando Tarkovski destaca el rol y el objetivo de la obra de arte que no está destinada a ser mercancía: esto es, explicarle al hombre el por qué de su existencia. Y, si no puede responder esta duda existencial, al menos la enfrenta. A este supuesto, se le puede encontrar una ligazón con la función que se le otorga al arte, la función catártica. A su vez, esto tiene una concordancia con lo que se plantea al comienzo del texto: “¿para qué existe el arte? ¿A quién le hace falta? ¿Hay alguien a quien le haga falta?” Esto es lo que se cuestiona Andrei Tarkovski y tiene estrecha relación con esta función catártica y también con las determinaciones con las que uno está formado. Si es artista tendrá una formación, si es científico otra, si es economista otra, y así sucesivamente. Así, cada individuo tendrá su visión y opinión de la obra de arte: mientras algunos la juzgarán sin una previa reflexión, otros tendrán un fuerte sentimiento de identificación y pasión hacia esa obra.

A esto hace referencia la poesía “El infinito” de Giacomo Leopardi: una particular forma de percibir algo, que puede llegar a ser una obra de arte, es decir, una percepción subjetiva pero sin transformarse en una individualidad. Algo que para unos es un objeto inerte, a otros les despierta una pasión, un interés y una exaltación del espíritu inmedible.

Es un texto enriquecedor y aporta a la mirada crítica y apreciativa de lo que es el arte. En una sección de la obra, Tarkovski afirma que cuanto más escondidas estén las intenciones del autor, tanto mejor es la obra de arte y, en cambio, si el objetivo es demasiado claro, esa obra se queda en lo superficial.