Archivo del mes 05.2011

0

Se llevó a cabo en Buenos Aires, el pasado 4 y 5 de mayo, el “Encuentro por la Vida, la Verdad y la Justicia”, organizado por los Jóvenes Armenios, como parte de las actividades conmemorativas del 96 aniversario del Genocidio Armenio.

Luego de realizar la Fiesta Armenia 2010, quienes conformamos el grupo “Jóvenes Armenios”, sabíamos que teníamos un desafío aún mayor a la hora de encarar una fecha tan significativa como lo es la conmemoración del Genocidio Armenio.
En las reuniones que llevamos adelante, estábamos todos de acuerdo en hacer algo. Pero ¿qué? Teníamos la inquietud de hacer otro evento además de la convocante y ya tradicional marcha y agregarle una tónica cultural. Surgió la idea de hacer algo distinto, sin perder el foco emotivo, generando visibilidad mediática y social: todo un desafío en sí.

Cabe mencionar que la sentencia del Juez Federal Norberto Oyarbide estaba por pronunciarse. Él iba a decirle al mundo que la Justicia Argentina reconocía lo perpetrado por el Imperio Turco Otomano contra el pueblo Armenio como un GENOCIDIO.
Ante esta magnífica tarea llevada a cabo por la Fundación Luisa Hairabedian y, aceptando el ofrecimiento por parte de Federico Gaitan Hairabedian de hacer uso de las instalaciones del Centro Cultural Haroldo Conti, la mesa de Jóvenes Armenios vio la oportunidad anhelada de hacer el homenaje en vida a los sobrevivientes mediante la expresión cultural.
De esta forma, comenzamos a pensar en una serie de actividades: la exposición de una obra teatral, un festival de rock y una exposición de cine-debate. A esto le sumamos una muestra fotográfica para que los visitantes pudieran apreciar los paisajes de Armenia y también una expo de documentos probatorios del Genocidio. Durante ambos días hubo también stands de libros sobre la temática y también folletería, revistas y diarios de la colectividad armenia.
Así, además de la marcha, este año decidimos conmemorar el 96 aniversario del Genocidio Armenio con un encuentro cultural, al que denominamos “Encuentro por la Vida, la Verdad y la Justicia”.

Se trabajó de forma muy ardua en toda la organización, delegando distintas tareas en los responsables de cada área, pues no era nada simple organizar un evento de esta envergadura. Nos reuníamos todas las semanas sin excepción, entre todas las juventudes de la comunidad, pensando en todos los detalles y dando cada uno lo mejor de nosotros. Vinieron y fueron muchos emails. Discutimos, debatimos y nos entendimos. Pero claro que no todo era color de rosas. Se trataba de un evento de gran escala y de alto nivel. Fue muy difícil la hora de solventar los gastos: para ello confeccionamos bonos-contribución con los cuales tratamos de cubrir los costos.

Primero, llegó la hora de la marcha, el 30 de abril. La organización fue exitosa. Muchos jóvenes y grandes, amigos y familias se encontraron en las escalinatas de la Facultad de Derecho de la UBA, conformando una multitud. Más de 800 personas marcharon en memoria de las víctimas. El destino, el de siempre: la residencia del embajador de Turquía. Inclusive, para la sorpresa de muchos, el vallado esta vez fue menos molesto que las ultimas veces. La puesta en escena fue muestra de lo que fue la organización.
Vino una Madre de Plaza de Mayo: Tati Almeida, quien alentó a los jóvenes a seguir con su lucha por una causa justa. Habló también uno de nuestros jóvenes. Fue emotivo y sincero el sentimiento de todos los que estábamos ahí. Queda claro que a pesar de que los tres poderes nacionales ya reconocieron el Genocidio Armenio, la juventud armenia de Buenos Aires sigue manteniendo esta protesta inclaudicable.

Luego y casi inmediatamente, llegó el momento para el evento en el Centro Cultural Haroldo Conti del Espacio para la Memoria (Ex ESMA). Todos sabemos que allí funcionó un centro clandestino de detención de las Fuerzas Armadas, donde muchos jóvenes fueron torturados, asesinados y desaparecidos. Fue una época muy oscura de la historia Argentina, una época donde se cometieron crímenes de lesa humanidad y graves violaciones a los Derechos Humanos.

Allí mismo, en el Centro Cultural Haroldo Conti, el miércoles 4 de mayo se hizo el acto de apertura del “Encuentro por la Vida, la Verdad y la Justicia”.  Hablaron Alexis Papazian y Armén Terzian en representación de la Fundación Luisa Hairabedian y los Jóvenes Armenios. Se les rindió un pequeño homenaje a los desaparecidos de origen armenio y Adriana Kalaidjian, pronunció unas palabras muy emotivas. Luego, se plantó un álamo, árbol típico armenio, como representación simbólica de nuestra Patria, marcando nuestra presencia y estableciendo un puente entre los dos pueblos.
Más tarde, mientras los visitantes se deleitaban con los lehmeyun que ofrecía el bufet, pudieron ver la muestra fotográfica y los documentos probatorios que se encontraban exhibidos.
Para finalizar el primer DIA I, se interpretó “Un Mismo Árbol Verde”, la obra teatral de Claudia Piñeiro, con la actuación de Marta Bianchi y Silvia Kalfaian, que cerró una jornada sumamente emotiva.

Al día siguiente, teníamos preparado para un grupo más joven, el Festival de Rock y la exposición de cine. Había una banda invitada que en los volantes figuraba como “sorpresa”. No era ni más ni menos que Attaque 77, una leyenda del punk rock argentino.
El show de apertura estuvo a cargo de Nor Arax, con la presencia de Arman Gasparyan, quienes emocionaron a los presentes con sus acordes de música armenia. Continuó su presentación la banda Sin Clase con Brenda Vaneskeheian a la cabeza, quienes cerraron su presentación con la canción “Turquía”, dedicada al Genocidio Armenio, que nos puso la piel de gallina a más de uno. Mientras transcurrían los recitales, los lehmeyun seguían alimentando a todos. La música siguió de la mano de Joe Fernández, quien tuvo una presentación a puro rock y manifestó su solidaridad y adhesión al pueblo armenio y su lucha. Attaque 77, con un show impresionante repasó algunos clásicos y cerró la jornada de rock para la alegría de los presentes. Una vez más, la banda reivindicó su compromiso con los Derechos Humanos y su adhesión a la lucha del pueblo armenio. Las palabras que pronunció el guitarrista Mariano Martínez quedaron grabadas y son de un valor emotivo muy grande.
Aprovechamos este espacio para agradecerles, una vez más, a los conjuntos que se sumaron al evento, poniendo lo mejor de sí y solidarizándose con la causa.

Cabe destacar que antes del show de Attaque 77, Eugenia Akopian pronunció un sentido discurso que logró transmitir el mensaje de los Jóvenes Armenios con respecto al Genocidio Armenio, a los Desaparecidos y lo que significaba realizar un encuentro cultural de esta magnitud, sobre una temática particular, en un espacio tan simbólico.

Muchos se vieron sorprendidos por el hecho de llevar adelante este Encuentro, pero saber que fue un éxito por todo el trabajo realizado y posteriores repercusiones, nos genera una sensación muy gratificante. Se sabía de antemano que esto iba a ser un desafío por todo lo que implicaba hacer un Encuentro en la Ex ESMA y por saber que generaba incomodidad en muchas personas.
Hoy, tras descansar un poco, sabemos que fue un éxito el evento. Y también sabemos que vamos por buen camino. Las juventudes seguimos caminando juntos y esperamos que así lo sea por el resto del camino que nos depara el tiempo. A todos los que participaron viniendo a los eventos, a todos los que compraron los bonos con los que se pudo hacer posible todo y a todos los que nos dieron una mano, MUCHAS MUCHAS GRACIAS! SHAD SHNORAGALENK!

Jóvenes Armenios

2

Discurso de cierre del Encuentro x la Vida, la Verdad y la Justicia
Pronunciado por Eugenia Akopian en nombre de los Jóvenes Armenios

05.05.2011

“Fue interceptado cuando retornaba a su domicilio a la medianoche, junto a su compañera y el bebé de ambos. Ahí tenía que aguardarlos un amigo. Al arribar a la vivienda, el amigo se encontraba ya maniatado. Había un grupo de individuos vestidos de civil, quienes golpearon brutalmente a la pareja y la encerraron ahí mismo, mientras se peleaban por el reparto del ‘botín’. Robaron objetos de valor personal y documentación. Se lo llevaron a él y al amigo. Su esposa debió salir por una ventana con sus dos hijos, ya que la puerta fue cerrada con llave. Según la versión de los vecinos, poco más tarde los captores regresaron, tal vez con el fin de llevársela a ella. Concurrió de inmediato a las autoridades, donde la atendieron burlonamente y ni siquiera se trasladaron para verificar el estado en el que había quedado la vivienda, donde todo estaba revuelto. Ante la insistencia no tuvo mejor suerte, ya que en poco tiempo se archivaron las actuaciones”.

 

Esta historia es familiar  para todos los armenios. Podría ser la historia de cualquier víctima del genocidio. Pero no.  Es la crónica del secuestro de Haroldo Conti, uno de los escritores argentinos más destacados de la década del 60. Fue secuestrado y desaparecido por las Fuerzas Armadas el 4 de mayo de 1976. Entonces, realizar un encuentro cultural en este espacio no es pura casualidad. Este encuentro es un puente entre dos pueblos que han sufrido, en diferentes tiempos y en diferentes espacios, los crímenes más horrorosos que una población puede sufrir; los crímenes cometidos por el propio Estado del cual se es parte.

Este encuentro comenzó como una idea entre las diferentes organizaciones juveniles armenias y aquí estamos, en el segundo día del Encuentro por la Vida la Verdad y la Justicia. Consideramos que conmemorar el 96 aniversario del genocidio del pueblo armenio en este espacio, es dar un paso superlativo y superador. Es una instancia que intenta ser reparadora que la comunidad armenia se debía y los jóvenes nos estamos haciendo cargo. Y esto salió porque teníamos claro nuestro objetivo. Tuvimos muchas reuniones… hablamos… discutimos… debatimos… pluralidad de voces ante todo. Y de esta forma, todos coincidimos en la esencia del encuentro y del lugar que es sumamente simbólico y significativo, por eso, acá estamos.

La noche del 24 de abril de 1915, tras el secuestro y asesinato de 500 intelectuales y líderes políticos armenios, comenzaba el plan sistemático para la eliminación total de la minoría armenia del Imperio turco-otomano. Años después, y concretado el siniestro plan, el resultado sería el asesinato de más de un millón y medio de armenios y de otras minorías religiosas del Imperio; la casi total destrucción del milenario patrimonio arquitectónico-cultural y el abandono, la pobreza y la miseria de los centenares de miles de refugiados, en su mayoría mujeres y niños. Estos últimos, sin hogar y con la muerte a cuestas, se esparcieron por todo el mundo, conformando la diáspora armenia. Un nuevo hogar donde comenzar una nueva vida. Esta es la historia del Genocidio Armenio.

Pero el genocidio de los armenios no es sólo de los armenios. Los crímenes cometidos durante las dictaduras militares en América Latina, no son sólo de los latinoamericanos. Los crímenes y las violaciones a los derechos humanos son crímenes de lesa humanidad, de los cuales la mayor parte de la sociedad civil es víctima del miedo y de la represión llevada a cabo por el Estado, en complicidad con sectores civiles.

Como jóvenes argentinos… armenios… latinoamericanos… argentino-armenios… o como cada uno sienta su identidad…  tenemos el deber de transmitir nuestras experiencias para resguardar y enriquecer la memoria colectiva en miras a una sociedad más democrática, más plural, más equitativa y más justa.

Por último, debemos resaltar que el genocidio tiene su etapa final no con las últimas muertes sino, con la práctica negacionista que nos trae al presente. Contra ello luchamos hoy, para terminar con el negacionismo y la impunidad, reivindicando la verdad y la justicia, con el fin de dirigirnos hacia un NUNCA MÁS universal.

Para ver las fotos del evento CLICK AQUÍ
Para ver videos del evento CLICK AQUÍ

 

1

Diferentes instituciones juveniles de la colectividad armenia de Buenos Aires organizan el “Encuentro por la vida, la verdad y la justicia”, el 4 y 5 de mayo próximo en el Centro Cultural Haroldo Conti. El objetivo de este evento es conmemorar el 96° aniversario del Genocidio Armenio y celebrar la reciente resolución de la justicia argentina que dictaminó a Turquía como culpable del delito del genocidio contra el pueblo armenio.

Se trata de un encuentro cultural de dos días con exposiciones de fotografías, documentos, libros, información. Contará también con proyecciones de films y también habrá lugar para el teatro y la música.

DIA I: (Miércoles 4, 19 hs)

Acto de apertura.
Homenaje
Obra teatral: Un Mismo Árbol Verde, de Claudia Piñeiro

 

DIA II: (Jueves 5, 19 hs)

Cine. Proyección del documental “El Genocidio Armenio” de Andrew Goldberg

Música en vivo:
– Nor Arax
– Sin Clase
– Joe Fernández
– BANDA INVITADA SORPRESA