Archivo para la categoría Tecnología

3

El nuevo portal de noticias www.notio.com.ar dirigido por Andrés Repetto plantea un nuevo tratamiento de las noticias. Allí, encontramos una nota muy interesante de Mariano Mogni sobre comunicación 2.o.


Las redes sociales se convirtieron en las plataformas de comunicación preferidas entre numerosos políticos argentinos y la población, cada vez más abrumada por los caudales de información que brinda la web. Pero a la fauna política local todavía le queda un largo camino por recorrer en el uso de las redes FacebookTwitter.

La campaña electoral de Barack Obama en Estados Unidos significó una bisagra en la relación entre los políticos y el electorado. Los analistas están convencidos que la explosión de Twitter se dio por el uso masivo que le imprimió Obama a la red.

En Argentina, la explosión de las redes sociales y el uso que le dan los funcionarios o políticos todavía está en un proceso de desarrollo. “Estamos varios años atrás de Europa o Estados Unidos”, coinciden los especialistas 2.0 argentinos.

En el país existen 12 millones de cuentas de Facebook, mientras que en Twitter 400 mil personas tienen perfiles activos.

Algunas encuestas indican que el 65 por ciento de los habitantes del conurbano tienen acceso a Internet, y de ese porcentaje la mitad se encuentra en las redes sociales.

Hay muchos casos representativos en la política nacional: uno de los más avezados en el uso de las redes sociales es sin duda el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Pero un crisol de personajes políticos desfilan en la red: Mauricio Macri, Francisco de Narvaez, Héctor Timerman, Daniel Scioli, Agustín Rossi, Carlos Heller, Ernesto Sanz, Osvaldo Nemirovsci, Martín Sabbatella, Amado Boudou, Adrían Pérez -sólo para citar unos pocos ejemplos- no se quedan atrás y mantienen sus perfiles de Twitter y Facebook muy activos.

Algunos con informaciones de gestión, con avisos de sus entrevistas periodísticas o para anticipar qué o con quién van a cenar, los políticos argentinos se están familiarizando de a poco con las plataformas 2.0.

Argentina 2.0: mirando a 2011

Todos los responsables de la comunicación partidaria 2.0 ya están pergeñando la campaña electoral de 2011 por la web. La ley de Reforma Política recientemente reglamentada pone algunos límites a la publicidad en medios tradicionalesy todas las apuestas se centran en las campañas “virtuales”. De hecho, buena parte de los aparatos con posibilidades de pelear cargos electivos el año próximo ya cuentan con equipos especializados en explotar los beneficios de las redes sociales.

“Sin duda, la batalla se va a dar en la web”, augura Juan Belbis, consultor especializado en la web y responsable de nuevos medios del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical (UCR).

De esta manera, y con mayor o menor desarrollo, la misión de los ejércitos 2.0 es tratar de convencer a los, todavía, incrédulos en las potencialidades de las nuevas herramientas. Los radicales, los justicialistas, los PRO, los peronistas disidentes, todos tienen planificada una estructura de comunicación digital de cara a 2011.

Para todos, el objetivo es “trascender” las barreras de la red. La intención es plantear discusiones desde las redes sociales y que los temas se repliquen en los medios tradicionales. Y ya se está convirtiendo en incontable la cantidad de veces que publicaciones hechas por políticos en las plataformas se convierten en notas de tapa de las ediciones en papel de los diarios nacionales.
“Hay que ir de a poco y paso a paso, porque todo lo que se libera en la red pasa a ser público y luego no hay marcha atrás”, recomienda Sebastián Lorenzo, encargado del entramado digital del Partido Justicialista (PJ).

“Aún predomina el uso de Facebook sobre el Twitter en Argentina. De todos modos creo que Twitter está ganando terreno y crece mucho más rápido”, asegura. “Como herramienta de comunicación política es más potente y además con mejores prestaciones para telefonía celular, lo que permite postear a los políticos en tiempo real desde casi cualquier lugar del país”, añade.
“Las redes sociales son geniales para la política, le hacen bien. No solo son una nueva forma para que los políticos se comuniquen sino para que la sociedad pueda hacerse escuchar más directamente y meter presión, hacer preguntas. La democracia se vuelve mucho más efectiva”, reflexiona Rudi Borrmann, coordinador de Nuevos Medios de PRO.

Sin números precisos porque la red crece minuto a minuto, el especialista Daniel Ivoskus coincide con la masividad de Facebook en Argentina, pero subraya el mayor nivel de “impacto” que tiene Twitter y su repercusión en los medios de comunicación.

Todos los consultados coinciden en que, si bien las campañas 2.0 serán fuertes, los métodos tradicionales de hacer política seguirán vigentes. “El político va a seguir caminando los barrios y los militantes seguirán pegando afiches y pintando paredes”, dicen con romanticismo.

Además, admiten que con las redes sociales no se llega a todo el electorado, pero que la apuesta 2.0 será importante porque ”se le habla a la gente que en la recta final termina decidiendo el voto”.
“Lo 2.0 y lo tradicional son dos cosas completamente distintas, pero que se complementan”, señala Lorenzo.

“La campaña digital para los próximas elecciones será muy fuerte”, afirma Ivoskus. “Antes la subestimaban, después la minimizaron y luego terminaron por darle la importancia que se merece”, dice.

Red de políticos

“Muchos políticos tienen perfiles en las redes sociales porque los demás también lo hacen. Pero todavía no se explota con la finalidad de interactuar, casi todos lo hacen simplemente por el hecho de estar”, analiza Belbis.

“Lo que es claro es que ya no se puede concebir la comunicación política sin contemplar un esquema para el mundo virtual”, argumenta Lorenzo. “El concepto de la web 2.0 es de participación, de vincularse de una forma directa y de romper esa barrera entre el político y el ciudadano”, apunta Belbis.

Según el analista, todavía se está lejos de ese umbral, dado que -supone- no son muchos los políticos que usan la red de manera directa y en otros casos “ni siquiera son ellos los que responden las preguntas de la gente”.

Por lo bajo, todos acuerdan que el espacio liderado por Mauricio Macri es el que mejor preparado está para afrontar la campaña 2.0 el año próximo.

“El PRO es el partido con gente más joven. No tenemos que enfrentarnos a un señor de 70 años y decirle: “estaría bueno que usaras Twitter”. Hay un condimento generacional. Y eso no lo veo en otros espacios”, asegura Borrmann. De hecho, según el especialista, Macri fue el primer político del país en publicitar sus acciones de gobierno por YouTube.

“En Argentina, durante las elecciones de 2009, algunos se quisieron convertir en pequeños “obamas” porque era una moda. En muchos casos sin entender el uso y las potencialidades de las herramientas 2.0”, dice Ivoskus, autor del libro “Obsesión Digital” y uno de los responsables de la comunicación digital de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires.

“Primero hay que generar una identidad digital y después usar las herramientas para difundir el mensaje”, explica Belbis aunque admite que “todavía falta visión”. Los políticos argentinos se dividen en varias categorías dentro del escenario 2.0: aquellos que están “solamente por estar”; los que están convencidos de la capacidad de interacción de las redes sociales pero no tienen feedback con la gente; los que se ocupan de contestar cada uno de los mensajes que les envían (la menor cantidad lo hace); los que tienen perfiles en las redes sociales pero no se encargan de escribir los mensajes, etcétera.

“Las nuevas herramientas no son para difundir solamente gacetillas. Hay que aprender a adaptar los formatos a la hiperactividad”, sostiene Ivoskus. “Los políticos que saben manejar sus perfiles son los que mayor aceptación tienen en la red”, dice, por su parte, Lorenzo.

Moda o no, ya es un hecho que buena parte de la política argentina se instaló en las plataformas sociales de la web. Y ahí se quedarán.

0

Tras la digitalización, las industrias culturales están atravezando grandes cambios en sus lógicas en funcionamiento. En el caso de la industria editorial, el avance del e-book nos coloca en un nuevo escenario. Aqui les dejamos una nota del diario El País de España donde podrán adentrarse a este fantastico mundo de las nuevas tecnologías:

Teshttp://www.elpais.com/articulo/cultura/libro/digital/despega/elpeputec/20100506elpepucul_4/Tes